Analizando compuestos químicos con Espectrofotometría

marzo 3, 2023by Kalstein
YR053418-2.webp

La espectrofotometría es una técnica de análisis de laboratorio utilizada para analizar e identificar compuestos químicos en muestras. Esto se logra comparando los espectros obtenidos (es decir, la radiación absorbida) de una muestra desconocida con los de los compuestos conocidos. Esta técnica también se llama detección espectral, y los espectrofotómetros se usan en medicina, ciencias biológicas, medicina forense y ciencias de alimentos. 

A diferencia de los métodos de análisis alternativos que se basan en la observación de una reacción química, la espectrofotometría proporciona información sobre los compuestos químicos en una solución sin realizar una reacción química. Los espectrofotómetros miden la absorción de la radiación electromagnética por una solución a determinadas longitudes de onda y radiación incidentes. 

Sobre la base de estas mediciones, estos dispositivos son capaces de distinguir la luz de diferentes colores. Esto se debe a que cada compuesto químico absorbe la luz a diferentes longitudes de onda, un fenómeno conocido como absorción espectral. Esta absorción específica, que se denomina espectros de absorción, les permite a los espectrofotómetros detectar e identificar un compuesto químico.

¿En qué campos se emplea la espectrofotometría?

La espectrofotometría se utiliza para analizar compuestos químicos en muchas áreas distintas. Las aplicaciones de la espectrofotometría abarcan desde la caracterización de tejidos humanos en medicina hasta la identificación de compuestos químicos en el aire, el suelo y el agua. Esta técnica también se utiliza para identificar componentes comunes en productos químicos y alimentos, además de para medir el contenido de nutrientes en los alimentos.

Existen varios tipos de espectrofotometría, cada uno con un campo de aplicación particular. La espectrofotometría de resonancia magnética nuclear (RMN) se utiliza para detectar los átomos de hidrógeno, carbono y nitrógeno en compuestos orgánicos y se utiliza principalmente para la investigación química. La espectrofotometría ultravioleta-visible (UV-Vis) se usa para medir la absorción de luz ultravioleta y visible, y se usa ampliamente para la identificación de compuestos orgánicos. 

La espectrofotometría infrarroja (IR) mide la absorción de luz infrarroja, que se utiliza para determinar la estructura y naturaleza de los compuestos orgánicos. La espectrofotometría de fluorescencia (FL) se usa para medir la emisión de luz al ser excitada con luz ultravioleta. Esta técnica se usa principalmente para el análisis de compuestos orgánicos.

¿Qué aspectos se deben considerar para analizar compuestos químicos por espectrofotometría?

Lo primero que hay que tener en cuenta es la elección del espectrofotómetro adecuado, y la longitud de onda que se va a emplear. Esto generalmente depende del tipo de compuesto químico que se desea identificar. Por ejemplo, si se va a identificar compuestos orgánicos, el instrumento más comúnmente utilizado es el espectrofotómetro de resonancia magnética nuclear, o el ultravioleta-visible; para compuestos inorgánicos, la espectrofotometría infrarroja o de fluorescencia son opciones más adecuadas. Una vez seleccionado el instrumento adecuado, hay que asegurarse de calibrar antes de realizar una medición.

El segundo paso es la preparación de la muestra para el análisis. Esto generalmente implica preparar soluciones de los compuestos deseados; esto se puede hacer a partir de una disolución concentrada, o diluyendo un compuesto sólido en un solvente adecuado. Después de preparar la solución de referencia, se debe introducir una cantidad conocida de la solución de referencia en el espectrofotómetro para calibrar el instrumento con la solución de referencia.

Una vez que se ha calibrado el instrumento, se introduce una muestra desconocida en el instrumento, y los datos se guardan en la memoria del espectrofotómetro o se imprimen. Después de esto, los datos obtenidos se comparan con los obtenidos de la solución de referencia para determinar el contenido del compuesto desconocido en la muestra. A partir del análisis de los datos, es posible identificar el compuesto desconocido en la muestra y su concentración.

Los dispositivos de espectrofotometría para el análisis de muestras de Kalstein

La espectrofotometría es una técnica útil para el análisis de compuestos químicos. Esta técnica se puede utilizar para identificar y cuantificar compuestos orgánicos e inorgánicos en muestras, y los resultados se pueden obtener rápidamente y son precisos. Kalstein, es un fabricante que proporciona una variedad de espectrofotómetros que permiten el análisis de diversos tipos de muestras.

Algunos de los equipos que la marca tiene a la venta abarcan un rango espectral que va desde los 190 nm hasta los 1100 nm, con un bajo nivel de ruido y con un ancho de banda de tan solo 2 nm. Para consultar con detalles estos equipos, así como información sobre compra y precios, puede dirigirse a los enlaces AQUI y AQUI.

Kalstein

PARIS

Sede

5 rue de Castiglione 75001 Paris – France.
(+33) 01 70 39 26 50(+33) 7 60 83 92 83

sales.department@kalstein.eu

UBICACIONES

Estamos siempre cerca.



Sigue nuestra actividad en las redes sociales

Mantente informado con todas las noticias de actualidad del sector.


Cotizaciones personalizadas e instantáneas

Genera cotizaciones basadas en información de productos seleccionados.

AUTO COTIZAR