fbpx

Buscar artículos

Optimizando los procesos de laboratorio con medidores de iones

La optimización de los procesos de laboratorio ha cobrado una importancia trascendental en los últimos años. Las empresas han aprendido a agilizar sus tiempos de entrega, reducir los costos y mejorar la calidad de sus productos y servicios gracias a la optimización.

Una herramienta clave para optimizar los procesos de laboratorio son los medidores de iones. Estos dispositivos se utilizan para medir los niveles de iones en una muestra. Esto permite controlar el contenido, la cantidad y las características químicas del producto. 

¿Qué son los medidores de iones? 

Los medidores de iones son dispositivos que se utilizan para medir el contenido de iones presentes en una muestra. Estos dispositivos miden con precisión los niveles de iones con la intención de mantener el contenido estable, uniforme y sin riesgo para procesos posteriores. 

Los medidores de iones están diseñados para identificar los niveles de minerales disueltos en la muestra, como el calcio, hierro o sodio. Estas máquinas también pueden detectar sustancias como el nitrato, fosfato, nitrito o cloro de manera externa. Estas capacidades permiten el análisis preciso y la identificación inmediata de posibles impurezas.

Ventajas de usar medidores de iones en el laboratorio

Los medidores de iones ofrecen numerosos beneficios a la hora de supervisar los procesos de laboratorio. Algunos de ellos son:

Rapidez: Estos dispositivos permiten la medición rápida de los niveles de iones en la muestra. Esto significa que los usuarios pueden identificar cualquier impureza significativa o inconformidad en segundos.

Precisión: Estos dispositivos detectan iones con un nivel de precisión de 99%. Esto no solo ayuda a mejorar la calidad de la muestra, sino que también permite realizar pruebas más complejas.

Ahorro de costes: Al canjear la velocidad y la precisión, los medidores de iones permiten ahorrar tiempo y dinero, al tiempo que permiten mejorar la calidad de los productos.

 

Prácticas recomendadas para mejorar el control de los procesos de laboratorio

Hay algunas prácticas recomendadas que los usuarios deberían incorporar a su flujo de trabajo con el fin de obtener el máximo provecho de los medidores de iones. Estos son algunos de ellos: 

Compruebe la capacidad: Asegúrese de que el rango y la precisión del medidor de iones sean apropiados para el uso previsto. La selección de un dispositivo mal calibrado o de baja calidad puede provocar resultados dudosos.

Mantenga el equipo limpio: Los medidores de iones deben mantenerse limpiando antes de cada fase del proceso. Esto se aplica también al equipo de contenedores, electrodos y filtros.

Calibrar el equipo: Los medidores de iones se mantienen calibrados para garantizar resultados precisos. Esto garantiza que los resultados sean representativos y fidedignos.

Debe realizarse una limpieza entre procesos: Si se procesan varios materiales con el mismo equipo, es importante que se realice una limpieza exhaustiva entre procesos para eliminar residuos.

Que te ofrece Kalstein 

Los medidores de iones son una herramienta fundamental para optimizar los procesos de laboratorio. Los usuarios pueden aprovechar la rapidez, la precisión y el ahorro de costes que ofrece este dispositivo para mejorar la calidad de los productos y los procesos. 

Además, las prácticas recomendadas, como la comprobación de la capacidad, el mantenimiento de los equipos y la limpieza exhaustiva entre procesos, ayudan a optimizar el trabajo en el laboratorio, es recomendable contar con una empresa reconocida que suministre equipos de calidad, nosotros en Kalstein al ser fabricantes cumplimos con las normas de calidad europeas garantizando medidores de iones eficaces, al mejor precio, conócelos AQUÍ, además ofrecemos asesorías antes, durante y después de la venta, visita nuestra web AQUÍ.